LA IMPORTANCIA DE LA SALUD EMOCIONAL DE LOS PADRES. LA AUTOESTIMA

El ambiente familiar es el principal factor de influencia en la formación del autoconcepto, la creación del sistema de valores y el establecimiento de los límites en el niño/a.

Formamos parte de un sistema (familiar) y por tanto, debemos tener en cuenta que los elementos de éste se interrelacionan y se condicionan entre sí. En consecuencia, si introducimos un cambio en cualquiera de los elementos que componen éste sistema, inmediatamente el comportamiento del resto de los miembros se verá alterado.

Los padres son el núcleo central que componen el sistema familiar; y como tal, son la guía y el modelo a seguir de los hijos/as durante los primeros años de vida. Por ello consideramos de vital importancia hacer hincapié sobre la salud emocional de las figuras parentales; y en concreto hacer foco en la autoestima. Si de vosotros depende la estabilidad y la armonía familiar, será imposible mantener el barco a flote si la estructura de partida está debilitada. A menudo ponemos toda nuestra atención en la problemática que presenta nuestro hijo o hija y ponemos en marcha acciones de intervención centradas exclusivamente en ellos. Sin embargo obviamos nuestro poder de influencia y de responsabilidad dentro de ese sistema.

Cultivar una buena autoestima como padres o madres, nos va a permitir asumir retos y tomar las decisiones necesarias para tener una vida productiva y gratificante, además de contribuir con el bienestar psicológico de nuestra familia. Nuestro desempeño personal y profesional se verá afectado de forma positiva en todos los sentidos, puesto que hará florecer un mayor nivel de confianza en nuestras habilidades para resolver las diferentes situaciones del día a día con determinación y responsabilidad.

Verónica Jimeno

Psicóloga Educativa

 

No hay comentarios